comida saludable bogota

Es común que las jornadas laborales muchas veces superen las 8 horas y, dependiendo del sector industrial, pueden incluso llegar a 10 o más; en esos casos, la alimentación debe ser considerada de acuerdo a la extensión horaria.

“Por desconocimiento, las empresas muchas veces creen que el almuerzo es la única comida que tiene que recibir el trabajador durante el día, lo que es un error. Es recurrente que las personas no tomen desayuno y no coman hasta la hora del almuerzo”, explica Carlos Munizaga (Gerente Comercial de Servicios Gastronómicos Génova).

Por su parte, Astrid Caichac (Nutricionista de la Dirección de Asistencia Técnica del INTA), fundamenta esta situación: 

“El ayuno prolongado genera una menor capacidad física, menor resistencia al esfuerzo y menor fuerza muscular, lo que claramente impacta en el rendimiento, productividad y aumenta el riesgo de accidentarse”.

La situación anterior puede ser riesgosa en personas que necesitan mantener un nivel adecuado de visión, coordinación y concentración, como choferes de buses, operarios de maquinarias pesadas, pilotos, entre muchos otros. La recomendación indica que la frecuencia alimentaria debe ser cada 3 a 4 horas, lo que se traduce en 5 comidas diarias para un día común.

Finalmente, existen muchos tipos de actividades laborales, cada uno con necesidades y requerimientos especiales, que debe ser considerado en el momento de definir la alimentación que se les entregará a los empleados de una organización específica.

Recomendaciones para los trabajadores

Incluya alimentos saludables a media mañana y media tarde; esto potencia su rendimiento y la concentración (frutas, yogurt o leches descremadas y/o porciones pequeñas de frutos secos).

Si trabaja sentado frente a un computador durante muchas horas seguidas, realice una pausa activa; esto activa la musculatura y el sistema cardiorespiratorio, lo que mejora su capacidad física.

Si su desempeño laboral exige esfuerzo físico, realice ejercicios de relajación y elongación.

Adicionalmente, intente realizar mayor actividad física durante su tiempo libre.

No olvide el desayuno; esto incrementa su capacidad física e intelectual, le quita el sueño y evita la ansiedad de comer alimentos hipercalóricos durante el día.

No se salte el almuerzo; durante la jornada laboral usted necesita recuperar energía, pero intente que este almuerzo sea saludable.

Realice actividades que lo relajen; esto le ayudará a manejar de mejor manera el stress.

Tome agua; también contribuye a mejorar todas las funciones de su cuerpo y estimula la capacidad de concentración, prefiera agua potable, agua mineral, bebidas gaseosas light o zero, o jugos libres de azúcar.

Si usted trabaja en turno de noche, evite las porciones excesivas y con mucha grasa; su proceso de digestión disminuirá la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y le producirá sueño. También evite los alimentos muy condimentados y el exceso de café; esto puede irritarle el estómago y generar molestias.

Si usted trabaja en una zona con mucho frío, no es necesario aumentar la ingesta de alimentos con muchas calorías (chocolates, galletas); es mejor consumir algo que le proporcione calor, como café o té.

Fuente: Astrid Caichac de INTA.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*